La hemodiálisis es una forma de tratar la insuficiencia renal avanzada, la cual es la enfermedad donde los riñones ya no funcionan correctamente, por lo cual se acumulan desechos peligrosos en el organismo, el cuerpo retiene excesivamente líquidos y no produce suficientes glóbulos rojos.
Algunas causas de la insuficiencia renal son:

  • Diabetes
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis)
  • Quistes renales (enfermedad renal poliquística)

Con el tratamiento de la hemodiálisis puede llevar una vida relativamente activa, a pesar de los daños que tengan tus riñones.

¿Cómo es el tratamiento?

En la hemodiálisis una máquina filtra los desechos, sales y líquidos de tu sangre.

Se permite que la sangre fluya, una onza (equivale a 30 ml) por vez, a través de un filtro especial que elimina los desechos y los líquidos innecesarios.

Luego la sangre filtrada regresa nuevamente al cuerpo. Con la eliminación de los desechos, la sal y los líquidos innecesarios se controla la presión arterial y se mantiene el equilibrio adecuado de sustancias químicas en el cuerpo, como el potasio y el sodio.

Con este tipo de tratamiento, dependiendo del paciente, puede vivir varios años, manteniendo una calidad de vida aceptable.

Artículo creado con información de: Lifeoptions.org, Niddk.nih.gov y Mayo Clinic.org.