Las denominadas enfermedades renales atacan a las unidades anatómicas y funcionales de los riñones, llamadas nefronas, las cuales se encargan de filtrar y reabsorber las sustancias del organismo humano.

Tal pérdida de depuración, provocan una alteración de los niveles de la sangre y la orina.

Cálculo renal: son las piedras en los riñones, provocada por la acumulación de las sustancias presentes en la orina. Expulsarlas es muy doloroso y en ocasiones es necesaria la extracción.

Cáncer de riñón: se genera por el consumo de alcohol y tabaco, así como la mala alimentación o el abuso de medicamentos.

Insuficiencia renal: es una enfermedad irreversible que genera el deterioro de la capacidad de filtrado de los riñones, por lo cual el organismo ya no elimina las sustancias tóxicas.

Glomerulonefritis: provoca la inflamación de nuestros riñones y afecta directamente al filtrado de la sangre.

Poliquistosis renal: es una enfermedad congénita y hereditaria que provoca la formación de quistes.

Traumatismo renal: una contusión o un fuerte golpe en la zona abdominal puede generar lesiones internas que afectan directamente la función renal.

Artículo creado con información de Blogdeasisa.es